Tarta de Naranja y Chocolate Sin Horno

Prepara una deliciosa tarta de naranja y chocolate sin necesidad de usar el horno. Una receta fácil de hacer y con ingredientes sencillos que seguramente tienes en casa. Sorprende a tus invitados con este postre fresco y delicioso.

Ingredientes

Preparación

  1. Triturar las galletas Digestive hasta obtener una textura de migas finas.
  2. Mezclar las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta que estén bien combinadas.
  3. Cubrir el fondo de un molde desmontable con la mezcla de galleta y presionar firmemente para formar la base de la tarta.
  4. En un bol aparte, batir el queso crema y el azúcar hasta obtener una mezcla suave y sin grumos.
  5. En otro recipiente, montar la nata hasta obtener picos suaves.
  6. Hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante 5 minutos.
  7. Exprimir el jugo de las naranjas y calentarlo en el microondas o en una cacerola pequeña.
  8. Disolver las hojas de gelatina hidratadas en el jugo caliente, removiendo hasta que estén completamente disueltas.
  9. Añadir la gelatina disuelta a la mezcla de queso crema y azúcar, mezclando bien.
  10. Incorporar la nata montada a la mezcla de queso y gelatina, removiendo suavemente hasta que esté todo bien integrado.
  11. Verter la mezcla sobre la base de galleta en el molde y alisar la superficie.
  12. Refrigerar la tarta durante al menos 4 horas, o hasta que esté completamente cuajada.
  13. Derretir el chocolate negro y el chocolate blanco por separado en el microondas o al baño maría.
  14. Con la ayuda de una cuchara, hacer líneas alternas de chocolate negro y blanco sobre la tarta.
  15. Con un palillo o un cuchillo, hacer movimientos de zigzag para crear un efecto mármol en el chocolate.
  16. Espolvorear la ralladura de naranja sobre la superficie de la tarta como decoración.
  17. Refrigerar nuevamente durante al menos 1 hora para que el chocolate se endurezca.
  18. Desmoldar la tarta y servir fría.
Tarta de Naranja y Chocolate Sin Horno

Tarta refrescante de naranja con gelatina: una explosión de sabor y texturas

Si estás buscando un postre refrescante para sorprender a tus invitados, no busques más. La tarta de naranja con gelatina es la opción perfecta para aquellos días calurosos en los que deseas algo dulce pero ligero.

Receta:  Tarta de Manzanas y Crema Pastelera

Esta tarta combina la frescura de la naranja con la suavidad de la gelatina, creando una explosión de sabores en cada bocado. La base de galleta le agrega un toque crujiente que contrasta perfectamente con la textura suave de la gelatina.

Para preparar esta deliciosa tarta, necesitarás jugo de naranja fresco, gelatina de naranja, galletas trituradas y mantequilla derretida. Primero, mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida y presiona la mezcla en el fondo de un molde para tartas. Luego, refrigera por unos minutos hasta que se endurezca.

Mientras tanto, prepara la gelatina de naranja siguiendo las instrucciones del paquete, pero asegúrate de usar menos agua de lo recomendado para que tenga una consistencia más firme. Una vez lista, vierte la gelatina sobre la base de galleta y refrigerar durante al menos cuatro horas, o hasta que la gelatina esté completamente cuajada.

Cuando esté lista para servir, decora la tarta con rodajas de naranja y menta fresca para darle un toque extra de frescura. ¡Y listo! Disfruta de esta tarta refrescante de naranja con gelatina y sorprende a todos con su sabor y texturas únicas.

Deja un comentario