Muslos de Pollo Asados al Horno

Descubre cómo preparar unos deliciosos muslos de pollo asados al horno, una opción fácil y saludable para disfrutar en casa. Sigue estos sencillos pasos y disfruta de un plato lleno de sabor y jugosidad. ¡No te pierdas esta receta!

Ingredientes

Preparación

  1. Precalentar el horno a 200°C.
  2. Lavar y secar los muslos de pollo.
  3. En un recipiente, mezclar sal, pimienta, ajo en polvo y paprika al gusto.
  4. Esparcir la mezcla de especias sobre los muslos de pollo, asegurándose de cubrirlos por completo.
  5. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén a fuego medio-alto.
  6. Colocar los muslos de pollo en la sartén y dorarlos por ambos lados durante unos minutos.
  7. Retirar los muslos de pollo de la sartén y colocarlos en una bandeja para horno.
  8. Rociar los muslos de pollo con jugo de limón y agregar unas ramitas de romero fresco (opcional).
  9. Hornear los muslos de pollo durante aproximadamente 30 minutos, o hasta que estén dorados y cocidos por completo.
  10. Retirar los muslos de pollo del horno y dejar reposar durante unos minutos antes de servir.
  11. Servir los muslos de pollo asados al horno acompañados de una ensalada o tus acompañamientos favoritos
Muslos de Pollo Asados al Horno

Deliciosos muslos de pollo al horno con piel crujiente

Preparar muslos de pollo al horno con piel crujiente es una excelente manera de disfrutar de un plato delicioso y lleno de sabor. Esta receta es perfecta para aquellos que buscan una opción rápida y fácil para una cena casera.

Receta:  Lasaña de Carne Picada y Verduras

Para comenzar, precalienta el horno a 200 grados Celsius. Luego, sazona los muslos de pollo con sal, pimienta y tus especias favoritas. Puedes usar una combinación de ajo en polvo, paprika y hierbas provenzales para darle un toque extra de sabor.

A continuación, coloca los muslos de pollo en una bandeja para hornear previamente engrasada. Asegúrate de que estén bien distribuidos y con la piel hacia arriba. Esto permitirá que la piel se ponga crujiente y dorada durante la cocción.

Después, hornea los muslos de pollo durante aproximadamente 40-45 minutos, o hasta que estén bien cocidos y la piel esté dorada y crujiente. Puedes verificar la cocción insertando un termómetro de cocina en la parte más gruesa del muslo para asegurarte de que alcance una temperatura interna de 75 grados Celsius.

Una vez que los muslos de pollo estén listos, retíralos del horno y déjalos reposar durante unos minutos antes de servir. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan y los sabores se intensifiquen.!

Deja un comentario