Cómo se hace la sopa de tomates

La sopa de tomates casera es un plato vegetariano que puedes preparar en tan solo unos pasos. Con ingredientes frescos y simples, podrás disfrutar de un plato reconfortante y lleno de sabor. ¡Anímate a probar esta opción saludable y fácil de hacer!

Ingredientes

Preparación

  1. En una olla grande, calienta una cucharada de aceite de oliva a fuego medio.
  2. Agrega la cebolla picada y el ajo picado y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.
  3. Añade los tomates picados, la zanahoria en rodajas y el apio picado a la olla.
  4. Sofríe las verduras durante unos minutos hasta que estén ligeramente tiernas.
  5. Agrega el caldo de verduras a la olla y lleva la mezcla a ebullición.
  6. Reduce el fuego y deja que la sopa hierva a fuego lento durante unos 20 minutos, o hasta que las verduras estén completamente cocidas.
  7. Retira la olla del fuego y deja que la sopa se enfríe un poco.
  8. Utilizando una licuadora o una batidora de inmersión, tritura la sopa hasta obtener una consistencia suave.
  9. Vuelve a colocar la olla en el fuego y calienta la sopa a fuego medio-bajo.
  10. Sazona la sopa con sal, pimienta y azúcar al gusto.
  11. Agrega las hojas de albahaca fresca picada y mezcla bien.
  12. Sirve la sopa caliente y espolvorea queso parmesano rallado por encima, si lo deseas.
  13. ¡Disfruta de tu deliciosa sopa de tomates vegetariana!
Cómo se hace la sopa de tomates

Las vitaminas presentes en la sopa de tomate

La sopa de tomate es una opción deliciosa y nutritiva para incluir en tu dieta diaria. Aparte de ser reconfortante y sabrosa, esta sopa también está repleta de vitaminas esenciales que benefician tu salud.

Receta:  Potaje de Calabaza de la Abuela

Una de las vitaminas más destacadas presentes en la sopa de tomate es la vitamina C. El tomate es una excelente fuente de esta vitamina, que es conocida por su papel en el fortalecimiento del sistema inmunológico y la protección contra enfermedades. Además, la vitamina C también es un poderoso antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres en el cuerpo.

Otra vitamina importante presente en esta sopa es la vitamina A. El tomate es rico en beta-caroteno, un precursor de la vitamina A, la cual es esencial para la salud ocular y la función del sistema inmunológico. Consumir regularmente sopa de tomate puede ayudar a mantener una visión saludable y promover una piel y cabello saludables.

Además de estas vitaminas, la sopa de tomate también contiene una buena cantidad de vitamina K, que desempeña un papel crucial en la coagulación de la sangre y la salud ósea. También es una fuente de vitamina E, que es un antioxidante importante para la salud de la piel.

Deja un comentario