Cómo se hace el plátano frito

El plátano frito es un delicioso plato que se puede disfrutar como acompañante o como postre. Para hacerlo, simplemente se deben cortar los plátanos en rodajas y freírlos en aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes. Se pueden sazonar con sal o azúcar, según el gusto personal. ¡Una receta sencilla y sabrosa!

Delicioso plátano frito al estilo chino: ¡una receta irresistible!

Para preparar este plato, necesitarás plátanos maduros pero firmes, aceite vegetal para freír, harina de trigo, azúcar y canela en polvo. Comienza pelando los plátanos y córtalos en rodajas diagonales. Luego, mezcla la harina con el azúcar y la canela en un recipiente. Pasa las rodajas de plátano por esta mezcla hasta que estén bien cubiertas.

Calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto. Coloca las rodajas de plátano en el aceite caliente y fríelas hasta que estén doradas y crujientes por ambos lados. Retíralas del aceite y déjalas escurrir sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Sirve el plátano frito al estilo chino caliente y espolvorea un poco más de azúcar y canela por encima. Puedes acompañarlo con una bola de helado de vainilla para añadir un toque extra de indulgencia. ¡Verás cómo desaparece en minutos!

Descubre cuáles son los plátanos ideales para freír y disfrutar al máximo

No todos los plátanos son ideales para freír. Aquí te presentamos los plátanos ideales para obtener los mejores resultados:

Plátanos machos: Estos plátanos son perfectos para freír debido a su textura firme y su sabor suave. A diferencia de los plátanos dulces, los plátanos machos son más amarillos y contienen menos azúcar. Esto los hace ideales para obtener unas deliciosas rodajas crujientes.

Receta:  Cuánto Tarda en Cocerse una Zanahoria

Plátanos verdes: Los plátanos verdes también son una excelente opción para freír. Su textura firme y su sabor neutro los convierten en el acompañamiento perfecto para platos salados. Al freírlos, se vuelven dorados y crujientes por fuera, mientras que por dentro siguen teniendo una consistencia suave.

Plátanos dominicos: Estos plátanos son originarios de la República Dominicana y son muy populares para freír. Tienen una piel verde oscuro y una pulpa amarilla. Al freírse, se vuelven dorados y crujientes por fuera, mientras que su interior se mantiene suave y dulce.

Recuerda que para freír los plátanos, es importante utilizar aceite caliente y asegurarse de que estén bien maduros.

Deja un comentario