Tortilla de patatas al horno sin freír

Prueba esta opción vegetariana para disfrutar de una clásica tortilla de patatas sin utilizar aceite. Nuestra receta de tortilla al horno es una alternativa saludable y fácil de preparar. Sorprende a tus invitados con este plato tradicional con un toque vegetariano.

Ingredientes

Preparación

  1. Precalienta el horno a 180°C.
  2. Pela las patatas y córtalas en rodajas finas.
  3. Pela y pica la cebolla en trozos pequeños.
  4. En una sartén, añade un poco de aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio.
  5. Agrega las patatas y la cebolla a la sartén
  6. Mientras tanto, en un bol, bate los huevos y sazónalos con sal, pimienta y perejil picado al gusto.
  7. Una vez las patatas y la cebolla estén listas, retíralas del fuego y escúrrelas para eliminar el exceso de aceite.
  8. Mezcla las patatas y la cebolla con los huevos batidos.
  9. Vierte la mezcla en un molde apto para horno previamente engrasado con aceite de oliva.
  10. Hornea durante aproximadamente 25-30 minutos, o hasta que la tortilla esté cuajada y dorada.
  11. Retira del horno y deja enfriar antes de desmoldar y cortar en porciones.
  12. Sirve la tortilla de patatas al horno caliente o a temperatura ambiente.
Tortilla de patatas al horno sin freír

El arte de calentar la tortilla de patatas: consejos y técnicas

Calentar la tortilla de patatas puede parecer una tarea sencilla, pero en realidad, requiere de ciertas técnicas y cuidados para que el resultado sea perfecto. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para dominar el arte de calentar la tortilla de patatas.

Lo primero que debes tener en cuenta es que la tortilla debe estar a temperatura ambiente antes de calentarla. Si está fría, es recomendable dejarla reposar fuera del frigorífico durante unos minutos.

Receta:  Cómo se hace la sopa de tomates

Una vez que la tortilla esté a temperatura ambiente, puedes optar por calentarla en el microondas o en la sartén. Si decides utilizar el microondas, envuelve la tortilla en papel de cocina y caliéntala en intervalos de 20 segundos, girándola cada vez, hasta que esté caliente.

Si prefieres utilizar la sartén, calienta una pequeña cantidad de aceite de oliva a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, añade la tortilla y cocínala durante unos minutos por cada lado, hasta que esté caliente en el centro.

Recuerda que el tiempo de calentamiento puede variar dependiendo del tamaño y grosor de la tortilla. Es importante tener paciencia y no subir demasiado el fuego para evitar que se queme por fuera y quede fría por dentro.

Una vez que la tortilla esté caliente, puedes servirla acompañada de una ensalada fresca o de un poco de pan. ¡Disfruta de tu tortilla de patatas caliente y deliciosa!

¿Cuánto tiempo dura una tortilla de patata fresca?

La duración de una tortilla de patata fresca dependerá de cómo se almacene y cuándo se consuma. Si se guarda adecuadamente en un recipiente hermético en el refrigerador, puede durar hasta 3-4 días sin perder su sabor y textura. Es importante asegurarse de que esté bien cubierta para evitar que se seque.

Si quieres prolongar aún más la vida útil de tu tortilla de patata fresca, puedes congelarla. Para hacerlo, córtala en porciones individuales y envuélvela en papel film o colócala en bolsas de congelación. De esta manera, podrás disfrutar de una tortilla de patata deliciosa incluso después de varias semanas.

Recuerda que es importante descongelarla correctamente antes de calentarla nuevamente. Puedes dejarla descongelar en el refrigerador durante la noche o utilizar el microondas a baja potencia para acelerar el proceso.

Deja un comentario