Pollo Strogonoff con Patatas al Limón

Descubre una deliciosa receta de pollo strogonoff con patatas al limón. Una combinación perfecta de sabores y texturas que te hará disfrutar de una comida reconfortante y llena de sabor. Anímate a probar esta receta y sorprende a tu familia con un plato casero y fácil de preparar. ¡No te arrepentirás!

Ingredientes

Preparación

  1. Cortar las pechugas de pollo en trozos pequeños.
  2. Picar finamente la cebolla y los dientes de ajo.
  3. Lavar y cortar los champiñones en láminas.
  4. En una sartén grande, calentar un poco de aceite de oliva y añadir la cebolla y el ajo picados
  5. Agregar los champiñones a la sartén y cocinar hasta que estén tiernos.
  6. Añadir los trozos de pollo a la sartén y cocinar hasta que estén dorados por todos lados.
  7. En un recipiente aparte, mezclar la crema de leche, la mostaza y el ketchup
  8. Cocinar a fuego medio-bajo durante unos 10 minutos, o hasta que la salsa se espese ligeramente.
  9. Mientras tanto, pelar las patatas y cortarlas en rodajas.
  10. En otra sartén, calentar un poco de aceite de oliva y añadir las rodajas de patata
  11. Exprimir el jugo de limón sobre las patatas y sazonar con sal y pimienta al gusto.
  12. Servir el pollo Strogonoff sobre un plato junto con las patatas al limón.
  13. Espolvorear perejil picado sobre el pollo como decoración.
  14. ¡Disfrutar de tu deliciosa comida!
Pollo Strogonoff con Patatas al Limón

El fascinante origen del pollo Strogonoff

El pollo Strogonoff es un plato clásico de la cocina internacional que ha ganado popularidad en muchos países alrededor del mundo. Se trata de una deliciosa preparación de pollo en una salsa cremosa a base de champiñones, cebolla, crema de leche y especias. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuál es el origen de esta exquisita receta?

Receta:  Muslos de Pollo en Salsa Canaria

El pollo Strogonoff, también conocido como estofado de pollo a la Strogonoff, tiene sus raíces en la cocina rusa. Se dice que fue creado en el siglo XIX por el conde Pavel Stroganov, un aristócrata ruso de la época. Según la historia, el conde Stroganov tenía una gran pasión por la gastronomía y encargó a su chef personal la creación de un plato nuevo y sofisticado.

El chef, inspirado por los sabores y ingredientes de la cocina rusa, decidió preparar un estofado de pollo en una salsa rica y cremosa. El resultado fue un plato tan delicioso que se convirtió en el favorito del conde Stroganov y de sus invitados. Poco a poco, la receta se fue popularizando y comenzó a ser conocida como pollo Strogonoff en honor a su creador.

Con el paso del tiempo, el pollo Strogonoff se fue difundiendo por Europa y luego por el resto del mundo, adaptándose a los distintos gustos y paladares. Hoy en día, es un plato muy versátil y apreciado en diferentes culturas gastronómicas.

Deja un comentario